Fahrenheit 451 - Ray Bradbury

 

" Constituía un placer especial ver las cosas consumidas, ver los objetos ennegrecidos y cambiados. Con la punta de bronce del soplete en sus puños, con aquella gigantesca serpiente escupiendo su petróleo venenoso sobre el mundo, la sangre latia en la cabeza y sus manos eran las de un fantástico director tocando todas las sinfonías del fuego y de las llamas para destruir los guñapos y ruinas de la Historia. Con su casco simbolico en que aparecía grabado el número 451 bien plantado sobre su impasible cabeza y sus ojos convertidos en una llama anaranjada ante el pensamiento de lo que iba a ocurrir, encendió el deflagrador y la casa quedo rodeada por un fuego devorador que inflamó el cielo del atardecer con colores rojos, amarillos y negros. El hombre avanzó entre un enjambre de luciérnagas. Quería, por encima de todo, como en el antiguo juego, empujar a un malvavisco hacia la hoguera, en tanto que los libros, semejantes a palomas aleteantes, morían en el porche y el jardín de la casa; en tanto que los libros se elevaban convertidos en torbellinos incandescentes y eran aventados por un aire que el incendio ennegrecía.
(...)
Se vio en los ojos de ella, suspendido en dos brillantes gotas de agua, oscuro y diminuto, pero con mucho detalle; las líneas alrededor de su boca, todo en su sitio, como si los ojos de la muchacha fuesen dos milagrosos pedacitos de ámbar violeta que pudiesen capturarle y conservarle intacto. El rostro de la joven, vuelto ahora hacia él, era un frágil cristal de leche con una luz suave y constante en su interior. No era la luz histérica de la electricidad, sino... ¿Qué? Sino la agradable, extraña y parpadeante luz de una vela. "

 
 

Ray Bradbury
(Fragmento)
(EEUU, 1920)

5 comentarios:

pluvisca dijo...

El fuego, la luz...todo nos transporta y nos mueve la adrenalina, nos hace vibrar...

Un abrazo

Felipe Sérvulo dijo...

Gracias por darme la oportunidad de visitar tu casa.

Reflexiones de Emibel dijo...

Quemar libros , esto me recuerda a la Inquisición.
Me quedo con las velas para iluminarme y disfrutar de tus blogs.
Besitos

emilio dijo...

Me encanta las novelas utópicas... esta me encantó así como la película que se hizo sobre ella. Ese bombero que logra darse cuenta del valor de los libros y lucha contra ese poder que devastaba auténticas obras de arte.

El fuego que atrae, para bien o para mal. Un abrazo.

Teresa dijo...

Gracias pluvisca, tienes razón estamos evolucionando constantemente.

Besito wüapa


Felipe Sérvulo bienvenido a mi casa, es un honor tener un poeta de su categoría, aquí en mi blog, gracias sinceramente y esperando que no me olvide.

Un saludo


Emibel Ray Bradbury es difícil de leer, es complicado pero tú te puedes quedar con lo que quieras, princesa..... Besinos

Emilio has dado con la clave "...El fuego que atrae, para bien o para mal..." Un abrazo.


¸.•)
.•´ ?
?`*.*´¨)
¸.•´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` * *» ?.• Felices Fiestas!¤´¯`.-.º

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...