Poema Para Las Lágrimas - Julia de Burgos



Como cuando se abrieron por tus sueños mis párpados,
rota y cansadamente, acoge mi partida.

Como si me tuvieras nadando entre tus brazos,
donde las aguas corren dementes y perdidas.

Igual que cuando amaste mis ensueños inútiles,
apasionadamente, despídeme en la orilla...

Me voy como vinieron a tus vuelos mis pájaros,
callada y mansamente, a reposar heridas.

Ya nada más detiene mis ojos en la nube...
Se alzaron por alzarte, y ¡qué inmensa caída!

Sobre mi pecho saltan cadáveres de estrellas
que por ríos y por montes te robé, enternecida.

Todo fue mi universo unas olas volando,
y mi alma una vela conduciendo tu vida...

Todo fue mar de espumas por mi ingenuo horizonte...
Por tu vida fue todo, una duda escondida.

¡Y saber que mis sueños jamás solos salieron
por los prados azules a pintar margaritas!

¡Y sentir que no tuve otra voz que su espíritu!
¡Y pensar que yo nunca sonreí sin su risa!

¡Nada más! En mis dedos se suicidan las aves,
y mis pasos cansados ya no nacen espigas.

Me voy como vinieron a tu techo mis cielos...
fatal y quedamente, a quedarme dormida...

Como el descanso tibio del más simple crepúsculo,
naturalmente trágico, magistralmente herida.

Adiós. Rézame versos en las noches muy largas...
En mi pecho sin lumbre ya no cabe la vida...




 


Julia de Burgos

6 comentarios:

fandestéphane dijo...

Me quedo con "mi alma una vela conduciendo tu vida..." me gusta, no se me habría ocurrido nunca.

Es un placer volver aquí, después de unas horas de angustia.

Besos y más besos.
Siempre tuyo... de momento

Grandolina dijo...

Adiós. Rézame versos en las noches muy largas...
En mi pecho sin lumbre ya no cabe la vida...

Hoy me asusté, intenté encontrar tu blog y no aparecias. Ahora veo que te he encontrado de nuevo, me llevo el link para mi blog.

El poema es precioso, lleno de una música triste, aún así despide un aroma muy delicado.
Gracias por compartir.

Un beso

pluvisca dijo...

Hola mi niña, a pesar de su hermosura, el poema es de una tristeza enorme, aunque eso si, desprende calma y serenidad.

Un abrazo

Teresa dijo...

Que bonitos comentarios, me alegro que a pesar de la tristeza, se bello el poema.

Fan besitos

Grandolina, me alegro muchísimo que vengas por mi casa.

pluvisca me quedo con que desprende calma y serenidad.

Besitos a los tres.

Reflexiones de Emibel dijo...

"Sobre mi pecho saltan cadáveres de estrellas
que por ríos y por montes te robé, enternecida."
Me parece de una riqueza impresionante, en su lectura se me apodera la esperanza a la tristeza.
Besos preciosa

Teresa dijo...

Julia de Burgos es para leerla, con el alma tranquila.

Te da serenidad...

Besitos Emibel.

VELAS SOBRE UN RECUERDO

Todo estático,
menos la sangre mía, y la voz mía,
y el recuerdo volando.

Todo el lecho es un cántico de fuego
echando a andar las ondas del reclamo.
La misma pared siente
que ha bajado a llamarte entre mis labios.

¡Qué grandioso el silencio de mis dedos
cuando toman el verso de los astros,
que se cuelan en rápidas guirnaldas
para esculpirte en luces por mis brazos!

Va gritando tu nombre entre mis ojos,
el mismo mar inquieto y constelado.
Las olas más infantes te pronuncian,
al girar por mis párpados mojados.

Todo es ágil ternura por mi lecho,
entre cielos y ecos conturbados.
Con tu sendero vivo en mi flor íntima,
he movido lo estático....

de Julia de Burgos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...