Cambio de casa...

Desde hace ya 15 días estamos preparando para cambiar de casa, por fin ha llegado el momento, será el viernes... quiero pediros disculpas si no estoy por el blog, por que me quedare sin Internet un tiempo. Pero en cuanto lo tenga lo primero será saludaros. Un beso dulce...



En la vida...

Image and video hosting by TinyPic
En la vida te encontrarás con golpes fuertes que no se pueden evitar. Son cosas que nos dejan sin aliento, con un sabor de sal y lágrimas. En la vida sucede que no estamos solos y ante ello formamos cadenas de unión, no siempre con las personas acertadas, por el contrario, la equivocación nos lleva más de una vez a escribir en un cuaderno una frase del alma. Es un pedido del corazón de sentirse amado/a por alguien. Más ese alguien, muchas veces se fue. Ya no está más. Alguien ya no nos quiere. Es cuando sentimos el dolor de ya no ser en su vida, cuando un abismo nos abraza fríamente en la soledad de una habitación. Pero la vida continúa, todo a nuestro alrededor sigue su marcha tal como siempre y sin embargo, se nos hace un nudo en la garganta, una opresión que no nos abandona en ningún momento. Todo parece detenerse en el tiempo. Experimentamos la triste conversación con nosotros mismos... ¡Que difícil, Dios mío! decimos, ¿qué hacer para recuperar su atención, su amor? Y se nos ocurren tantas cosas... pero, ¿vale la pena realmente? Solo si contestamos a unas simples preguntas, objetivamente, sin compasión, ni miramientos de ninguna clase, entonces podemos estar cerca de sacar la mejor conclusión, aunque nos duela, pero al razonar, meditar y reflexionar, podremos decirle adiós desde el interior con menos sufrimiento y mayor fortaleza espiritual. Piensa: tú eres una criatura del universo que vive, ama y siente como otras criaturas igual a ti. Tienes posibilidades de triunfar, tantas, como de fracasar, ¿verdad? Si por un instante dejaras de ver y prestarle atención a la posibilidad de fracasar, entonces comenzarías a vislumbrar el triunfo. Los seres humanos son seres sociales, todos tienen un punto que los enraíza y los fija en una posición dentro del esquema social y universal. El mundo por todos observado es similar en todos los casos. Vemos y percibimos el mundo tal como lo hace otro ser humano, sea que resida en la China como en América, en Europa como en Asia. Todos perciben el mundo a través de los sentidos que han sido educados para percibir de una forma y no de otra. Aquella persona que modifica su visión y percepción del mundo, comienza a ver otras realidades que no están sujetas al mundo por todos, conocido, son realidades espirituales, energéticas y dimensionales que interactúan en nuestro cotidiano mundo. El amor es uno solo pero las formas de amar son muchas. No te niegues la posibilidad de conocerlas a todas. No te quedes con una única fórmula que hasta ayer pareció infalible. Sabes, cuando uno ha dejado de ser el centro de atención del otro sobreviene un desgarro interior producto de un enlace efectivo entre dos personas, filamentos muy sensibles quedan flotando en el espacio, arrastramos con nosotros esos filamentos.... como ropas desgarradas y la gente lo nota. Sabe de nuestra tristeza. Todo pasa en la vida, como pasan las nubes en el cielo. Todo pasa como pasa una hora, de un momento a otro. En casos así debes purificar tu espíritu, con música, respirando profundamente, y si tienes deseos de llorar, hazlo. Llora todo lo que sientas y luego, mírate al espejo. Pregúntate por la persona que ves allí. ¿Esa es la imagen de tu persona? Algo en tu interior te dirá que no. Pero mírate bien, no esquives la mirada y no intentes tampoco agredirte. Tan solo piensa, ¿eso eres tú?.... en el vacío de tu alma, un eco te dará la respuesta. Todo avance en la vida lleva consigo una marca de sufrimiento. Lo único y necesario es que no hagas de esa marca la publicidad de tu vida, es tan solo un recuerdo del alma, un accionador interior que te impulsa a dejar el pasado atrás, mirar hacia el futuro, reconocer lo bueno que tienes en la vida por vivir, aspirar profundamente, señalar hacia adelante y acelerar un poquito más tu corazón. Tus pasos se encaminarán hacia un nuevo despertar. Sé fuerte, sé feliz. Sonríe, por favor, no dejes que las manchas oscuras del ya no ser acaparen tu luz y trata de encontrar en lo pequeño, la magnífica posibilidad de ampliar tu percepción. No te dejes vencer, que a pesar de tanta tristeza, el mundo tiene motivos hermosos para ser feliz. ¡Vive! Algún día te tocará a ti ayudarle a otra persona a vivir y seguramente lo harás mejor que nadie...
Image and video hosting by TinyPic
Texto extraído de "El Libro de Oro de los Ángeles" de Miguel Angel Arcel.

Dolor - Alfonsina Storni

Image and video hosting by TinyPic

Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar.
Ser alta, soberbia, perfecta, quisiera,
como una romana, para concordar
con las grandes olas, y las rocas muertas
y las anchas playas que ciñen el mar.
Con el paso lento, y los ojos fríos
y la boca muda, dejarme llevar;
ver cómo se rompen las olas azules
contra los granitos y no parpadear;
ver cómo las aves rapaces se comen
los peces pequeños y no despertar;
pensar que pudieran las frágiles barcas
hundirse en las aguas y no suspirar;
ver que se adelanta, la garganta al aire,
el hombre más bello, no desear amar…
Perder la mirada, distraídamente,
perderla y que nunca la vuelva a encontrar:
y, figura erguida, entre cielo y playa,
sentirme el olvido perenne del mar.
Image and video hosting by TinyPic
Alfonsina Storni

No Desistas - Rudyard Kipling

Image and video hosting by TinyPic





Rudyard Kipling

Búscame en todo cuando esté lejana - Maruja Vieira

Image and video hosting by TinyPic




 
Búscame en todo cuando esté lejana.

Me hallarás en tu voz y en tu mirada,
me hallarás en la sombra de tus pasos,
en la caricia musical del aire,
en el sonido fiel de la campana.

En los fulgores de la luz que llega
y despierta el color en el paisaje.
En el perfume que la tierra invade
cuando viene creciendo la mañana.

Mira a tu alrededor. Mira los árboles
y la lluvia en las hojas, mira el agua.
Oye venir mi voz por el camino
que se tiende a la tarde como un brazo.

Estaré allí, perdida entre tu mano,
forma de amor sin tiempo ni distancia.
Me llevarás en ti calladamente,
sin nombre ya, ni olvido, ni esperanza.

Image and video hosting by TinyPic
Maruja Vieira

Frente al misterio estoy, de nuevo alerta - Julia P. Farny

Image and video hosting by TinyPic




Frente al misterio estoy, de nuevo alerta,
frente al amor quizá, frente al oscuro
despertar sin urgencia y sin apuro.
pero la mano tiembla ante la puerta.

Yo creía estar muerta. Yo estoy muerta:
nada hay en mí tan cierto o tan seguro.
Pero crece mi sombra contra el muro
y la mano se extiende. Y está abierta.

¿Cómo será su amor –amor– conmigo,
cómo ha de ser: espectador, testigo
o superado actor del viejo drama?

¿Cómo será ese afán que me despoja,
su esperanza, su grito, su congoja,
y cómo las cenizas de su llama?

Image and video hosting by TinyPic

Julia P. Farny

Preámbulo a un silencio - Angel Gonzalez

Image and video hosting by TinyPic


Porque se tiene conciencia de la inutilidad de tantas cosas
a veces uno se sienta tranquilamente a la sombra de un árbol
         en verano
y se calla.

(? ¿Dije tranquilamente? falso, falso:
uno se sienta inquieto, haciendo extraños gestos,
pisoteando las hojas abatidas
por la furia de un otoño sombrío,
destrozando con los dedos el cartón inocente de una caja de fósforos,
mordiendo injustamente las uñas de esos dedos,
escupiendo en los charcos invernales,
golpeando con el puño cerrado la piel rugosa de las casas
            que permanecen indiferentes al paso de la primavera
una primavera urbana que asoma con timidez los flecos
            de sus cabellos verdes allá arriba,
detrás del zinc oscuro de los canalones,
levemente arraigada a la materia efímera de las tejas a
             punto de ser de polvo.)
Eso es cierto, tan cierto
como que tengo un nombre con alas celestiales,
arcangélico nombre que a nada corresponde:
Ángel
me dicen
y yo me levanto
disciplinado y recto
con las alas mordidas
                      quiero decir: las uñas
y sonrío y me callo porque, en último extremo,
uno tiene conciencia
de la inutilidad de todas las palabras...
Image and video hosting by TinyPic


Angel Gonzalez

Si soy la consecuencia - Juan José Mestre

Image and video hosting by TinyPic
Si soy la consecuencia de lo vivido,
me quedo en paz con el origen
y miro esperanzado la próxima encrucijada.

Si mi vida me ha traído hasta este punto del camino,
me tomo un descanso a su vera
para observar los tres puntos de convergencia:
el largo pasado de peregrino,
el futuro que me espera,
y este exacto lugar del presente que bendigo.

Y en la dicha solariega que hoy me regala mi camino,
encuentro la fuerza que antes no tenía.

Y en ese buscar de todos los días,
he hallado algunas flaquezas y mezquindades.

Mas no las reniego; si están aquí es porque las
necesito para continuar en el sendero.

Y así...
me hago cargo de logros
y puntos no resueltos hasta ahora.

En paz con la convergencia del Tiempo en esta hora,
disfrutando de los extremos
y del presente con convicciones
y algunas certidumbres que se cuelan
con los hilos de luz entre las hojas.
Image and video hosting by TinyPic
Juan José Mestre

Se querían - Vicente Aleixandre

Image and video hosting by TinyPic

Se querían.
Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada,
labios saliendo de la noche dura,
labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?
Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.

Se querían como las flores a las espinas hondas,
a esa amorosa gema del amarillo nuevo,
cuando los rostros giran melancólicamente,
giralunas que brillan recibiendo aquel beso.

Se querían de noche, cuando los perros hondos
laten bajo la tierra y los valles se estiran
como lomos arcaicos que se sienten repasados:
caricia, seda, mano, luna que llega y toca.

Se querían de amor entre la madrugada,
entre las duras piedras cerradas de la noche,
duras como los cuerpos helados por las horas,
duras como los besos de diente a diente sólo.

Se querían de día, playa que va creciendo,
ondas que por los pies acarician los muslos,
cuerpos que se levantan de la tierra y flotando...
se querían de día, sobre el mar, bajo el cielo.

Mediodía perfecto, se querían tan íntimos,
mar altísimo y joven, intimidad extensa,
soledad de lo vivo, horizontes remotos
ligados como cuerpos en soledad cantando.

Amando. Se querían como la luna lúcida,
como ese mar redondo que se aplica a ese rostro,
dulce eclipse de agua, mejilla oscurecida,
donde los peces rojos van y vienen sin música.

Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios,
ondas nuevas, antiguas, fugitivas, perpetuas,
mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal,
metal, música, labio, silencio, vegetal,
mundo, quietud, su forma. Se querían, sabedlo.

Image and video hosting by TinyPic
Vicente Aleixandre

Corazón Coraza - Mario Benedetti

Image and video hosting by TinyPic



Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

Image and video hosting by TinyPic
Mario Benedetti

La Dama de la Luna - Amy Tan

Image and video hosting by TinyPic
La luna brillante estaba a mi espalda, y vi de nuevo mi sombra. Esta vez más corta, encogida y estrafalaria. Juntas corrimos hacia unos arbustos a lo largo de un sendero y nos escondimos. Desde allí podía oír a las personas que pasaban conversando, oía también a las ranas y los grillos y luego... ¡flautas, platillos tintineantes, un gong resonante y tambores! Me asomé a través del ramaje y vi delante de mi una muchedumbre, y por encima de la gente, un escenario sobre el que se alzaba la luna. Un joven apareció por uno de los lados del escenario de sombras chinescas y se dirigió al público: -Y ahora vendrá la Dama de la luna y os contará su triste historia. ¡La dama de la luna!, me dije, el mero sonido de estas palabras mágicas me hizo olvidar mis apuros. Oí más sonidos de platillos y gongs y entonces apareció la sombra de una mujer contra la luna. Tenía el pelo suelto y se lo estaba peinando. Mientras lo hacía, empezó a hablar con una voz dulce y quejumbrosa. -Mi sino y mi penitencia- se lamentó - es vivir aquí en la luna, mientras mi esposo vive en el sol. Por ello cada día, cada noche seguimos nuestros caminos sin vernos jamás, excepto en ésta única noche, la noche de la luna a mediados del otoño. La multitud se acercó más. La Dama de la Luna tañó su laúd e inició el canto de su historia. Vi aparecer la silueta de un hombre al otro lado del disco lunar. La Dama de la Luna alzó los brazos hacia él...pero su marido ni siquiera parecía verla. La Dama de la Luna se llevó las manos a la garganta y cayó al suelo llorando. Entonces un hada voló hacia él, el Maestro Arquero. Abrió una caja de la que sacó una bola brillante... pero no un sol pequeño, sino un melocotón mágico, el melocotón de la vida eterna. Entonces la Dama de la Luna vio como él guardaba el melocotón en una caja. ¡Cuando él se marchó la Dama de la Luna no perdió un momento, fue en busca del melocotón y se lo comió! Image and video hosting by TinyPic Amy Tan

Homenaje a todas las mamas - Minerva Dirksz


Cómo no quererte

Cómo no quererte, si eres la razón de mi existencia. Cómo no quererte, si me guías en camino justo. Cómo no quererte, que aprendí de tus consejos. Cómo no quererte, si diste toda tu vida por mi. Como no quererte, si tú eres la más grande para mi. Cómo no quererte, si de tu bella interior me supiste cuidar y amar. Cómo no decir, que eres mi adoración. Cómo no entregar, todo amor de hija a ti. Cómo darte las gracias, por todas tus bendiciones. Que DIOS te bendiga.





Cómo no quererte mamá

Minerva Dirksz

Recibí una llamada telefónica

Recibí una llamada telefónica de una muy buena amiga. Me dio mucho gusto su llamada lo primero que me preguntó fue: -¿Cómo estás? y sin saber por qué le contesté "Muy sola". -¿Quieres que hablemos?- me dijo. Le respondí que sí y me dijo: ¿Quieres que vaya a tu casa?... Y respondí que sí. Colgó el teléfono y en menos de quince minutos ella ya estaba tocando a mi puerta. Yo hablé por horas de todo, de mi trabajo, de mi familia, de mis fracasos,de mis deudas, y ella, atenta siempre, me escuchó. Se nos hizo de día, yo estaba totalmente cansada, mentalmente me había hecho mucho bien su compañía y sobre todo que me escuchara, que me apoyara y me hiciera ver mis errores. Me sentía muy a gusto y cuando ella notó que yo ya me encontraba mejor, me dijo; - Bueno, me voy, tengo que ir a trabajar... Yo me sorprendí y le dije ¿Por qué no me habías dicho que tenías que ir a trabajar? Mira la hora que es, no dormiste nada, te quité tu tiempo toda la noche. Ella sonrió y me dijo: - No hay problema, para eso estamos las amigas. Yo me sentía cada vez más feliz y orgullosa de tener una amiga así. La acompañe a la puerta de mi casa... y cuando ella caminaba hacia su automóvil le grité desde lejos. Y a todo esto, ¿Por qué llamaste anoche tan tarde? Ella regresó y me dijo en voz baja, es que te quería dar una noticia... y le pregunté: ¿Qué pasó? ... Y me dijo: -Fui al doctor y me dijo que estoy muy enferma- ... Yo me quedé muda... ella me sonrió y me dijo: -Ya hablaremos de eso. Que tengas un buen día- ... se dio la vuelta y se fue. Pasó un buen rato para cuando asimilé la situación y me pregunté una y otra vez, ¿por qué cuando ella preguntó cómo estaba me olvidé de ella y solo hablé de mí? ¿Como tuvo la fuerza de sonreírme, de darme ánimos, de decirme todo lo que me dijo, estando ella en esa situación? Esto es increíble... desde entonces mi vida ha cambiado. Suelo ser menos dramática con mis problemas y disfrutar más de las cosas buenas de la vida. Ahora aprovecho más el tiempo con la gente que quiero... Les deseo que tengan un hermoso día y recuerden... "EL QUE NO VIVE PARA SERVIR... NO SIRVE PARA VIVIR..." La vida es como una escalera, si miras hacia arriba siempre serás el último de la fila, pero si miras hacia abajo verás que hay mucha gente que quiera estar en tu lugar. Detente a escuchar y ayudar a tus amigos, tu necesitas de ellos y ellos de ti.

Versos a la Tristeza de Buenos Aires - Alfonsina Storni

Image and video hosting by TinyPic






Tristes calles derechas, agrisadas e iguales
por donde asoma, a veces, un pedazo de cielo,
sus fachadas oscuras y el asfalto del suelo
me apagaron los tibios sueños primaverales.


Cuánto vagué por ellas, distraída, empapada
en el vaho ggrisáseo, lento, que las decora.
De su monotonía mi alma padece ahora.
--¡Alfonsina! -- No llames, ya no respondo a nada.


Si en una de tus casas, Buenos Aires, me muero
viendo en días de otoño tu cielo prisionero,
no me será sorpresa la lápida pesada.

Que entre tus calles rectas, untadas de su rió
apagado, brumoso, desolante y sombrío,
cuando vagué por ellas, y estaba yo enterrada.





Alfonsina Storni

Esta mañana escribí dos poemas - Luis Benitez

Image and video hosting by TinyPic 







Esta mañana escribí dos poemas.
No me pregunto ya por el sentido
que tiene o no tiene este oficio oscuro.
Simplemente es otra manera, posible, de estar vivo.
Me pregunto por el origen
de esas dos cosas que ahora están sobre la mesa,
no exactamente hechas de papel y de pigmentos.
Por los hombres que lo han dicho mejor
y hoy están muertos.
Por los siglos de guerras y de paces
que entre las palabras han corrido.
Me pregunto los nombres y el semblante
del que en otra parte del globo ha dejado
sobre su mesa otras dos cosas iguales
y que duda también de mi existencia.
Me pregunto por los miles de días y de noches
que han debido transcurrir para que hiciéramos esto.
Por los cientos de personas
que han donado los versos.
Me pregunto por qué, hace un rato,
se ha modificado dos veces este mundo






Luis Benitez

Vestidas de sol y luna - Daniela Medina Alarcón


Podríamos vestirnos de sol y luna

de silencio y pasión nocturna...

enamorarnos por instantes

que se pinten de estrellas

imaginar nubes... cometas

Podríamos enredarnos en medio de tormentas
de besos que aun no nos damos
mordernos los labios...
besarnos las sombras
y contar los suspiros de nuestras mudas manos

Podría irte quitando el vestido
desnudar tu figura perfecta
deslizar mis manos sobre tu espalda
y sentirte tibia, suave
... indudablemente eterna...

Podrías mirarme
susurrar mientras mis manos te recorren
desabrochar mi manto de luna
y esperar...
tan solo esperar a que las nubes no estorben...



Daniela Medina Alarcón
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...