El halcón - Der von Kürenberg


Durante más de un año, crié para mí un halcón.
Cuando se me hizo dócil, colmada mi afición,
mi mano de áureas cintas su plumaje ciñó:
se alzó él luego muy alto, y a otra tierra voló.

De allí en más lo vi volar, pleno de belleza.
Llevaba en el pie, de seda una pihuela,
y en su plumaje, flavo el oro refulgía.
¡Que Dios reúna a quienes se ansían cada día!

Der von Kürenberg
(Codex Manesse, siglo XIV / XIV. Jahrhundert)

4 comentarios:

pluvisca dijo...

Preciosa poesia y la ilustración es muy hermosa.

¡¡¡Buen domingo princesa!!!

Un abrazo

Teresa dijo...

Gracias princesa, que los que ansíen reunirse, se lo concedan...

Besitos de cariño

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

ENHORABUENA POR UN BELLO POEMA...

UN ABRAZO

Teresa dijo...

Bienvenida Blanca, me alegro que te guste el poema...

Un besito de gracias por tu comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...