Soneto con sed - J.A.Buesa




Leyendo un día un libro, de repente,
hallé un ejemplo de melancolía,
un hombre que callaba y sonreía,
muriéndose de sed junto a una fuente.

Puede ser que mirando la corriente,
su sed fuera más triste todavía,
aunque acaso aquel hombre no bebía,
por no enturbiar el agua transparente.

Y no sé más. No sé si fue un castigo,
y no recuerdo su final tampoco,
aunque quizás lo aprenderé contigo.

Yo enamorado, soñador y loco,
que me muero de sed y no lo digo,
que estoy junto a la fuente y no la toco.


J.A.Buesa

6 comentarios:

Marisa dijo...

Un precioso soneto
con delicado aroma
de amor y de respeto.

Un gran abrazo

Ana Márquez dijo...

Puede ocurrir, te lo aseguro.

Besitos y gracias, guapa.

pluvisca dijo...

Algunos mueren de sed.

Hay que atreverse.

Te regalo una canción:

http://www.listengo.com/new.php?c=8298964&s=the%20bluest%20blues/alvin%20lee%20ten%20years%20after

Un abrazo de osa

Teresa dijo...

Algún día ocurrirá, que deje de pasar sed y se decía hablar... Eso espero.

besitos Marisa, Ana y Teresa

Montse dijo...

Precioso poema, más quien espera desespera o se muere de sed!!

Un besito ^_^

Teresa dijo...

jajajaja Montse, también es verdad,,, besitos achuchaos..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...