A ti, que nacerás dentro de un siglo - Marina Tscetáieva


A ti, que nacerás dentro de un siglo,
cuando de respirar yo haya dejado,
de las entrañas mismas de un condenado a muerte,
con mi mano te escribo:

¡Amigo, no me busques! ¡Los tiempos han cambiado
y ya no me recuerdan ni los viejos!
¡No alcanzo con la boca las aguas de Leteo!
Extiendo las dos manos.

Tus ojos: dos hogueras,
ardiendo en mi sepulcro -el infierno-
y mirando a la de las manos inmóviles,
la que murió hace un siglo.

En mis manos -un puñado de polvo-
mis versos. Adivino que al viento
buscarás mi casa natal.
O mi casa mortuoria.

Orgullo: cómo miras a las mujeres,
las vivas, las felices; Yo capto las palabras:
"¡Impostoras! ¡Ya todas estáis muertas!
Sólo ella está viva.

Igual que un voluntario la he servido.
Conozco sus anillos y todos sus secretos.
¡Ladronas de los muertos!
¡De ella son los anillos!"
  
Marina Tscetáieva

2 comentarios:

pluvisca dijo...

Emotivo pero triste...

Un abrazo guapa

Nacida en África dijo...

Mi querida Teresa: A veces imagino que pasará dentro de un siglo y si habrá alguien de mis descendientes que por casualidad diga mi nombre. Ojalá en esos momentos su corazón le inspire que pida por mi alma.

Este poema me ha puesto demasiado emotiva. Quizá la autora era lo que pretendía.

Brisas y besos.

Malena

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...